Demencias primarias: están provocadas por enfermedades degenerativas que afectan al sistema nervioso. Son las más frecuentes.

  • Enfermedad de Alzheimer: es la causa más frecuente de demencia. No se conoce cómo se produce la degeneración de las neuronas.
  • Enfermedad por cuerpos de Lewy: Es la segunda causa de demencia degenerativa primaria. Se caracteriza por la presencia de cuerpos de Lewy (acúmulos de proteínas anormales en la corteza cerebral y en zonas subcorticales), con un deterioro fluctuante de las funciones cerebrales, con episodios de confusión, falta de atención y lenguaje incoherente.
  • Demencia fronto-temporal: Representa el 10% de los casos de demencia primaria. Es la segunda causa más frecuente en personas menores de 65 años. Se manifiesta por un cambio de la personalidad progresivo y del comportamiento, con alteración del lenguaje.
  • Demencia asociada a la enfermedad de Parkinson: se caracteriza porque la memoria está menos afectada que en otras demencias y desarrollan, de forma precoz, síntomas como depresión, alucinaciones o delirios.

 

Demencias secundarias son aquellas producidas por una enfermedad conocida, de tipo vascular, inflamatoria (esclerosis múltiple…), infecciosa (VIH), hidrocefalia, tumoral, traumática o endocrino-metabólica (hipotiroidismo, déficit de vitamina B12…). Los síntomas y la evolución de la demencia en cada persona afectada dependerán del tipo de causa que la origina.

 

La más frecuente de las demencias secundarias es la demencia vascular por enfermedad cerebrovascular (unas veces por falta de riego sanguíneo y otras, por hemorragias).

 

La demencia vascular es la segunda causa más frecuente de demencia, después de la enfermedad de Alzheimer.

 

Publicación SACYL: Claves para la detección y la intervención precoz de las demencias en atención primaria. Dirección General de Asistencia Sanitaria, Gerencia Regional de Salud, Valladolid 2018